Archivo de la etiqueta: pintura

Mi primera Comunión

Comuniones

Me encanta ésta época porque empieza a moverse el tema de las comuniones.

Primera Comunión, ese día en el que los protagonistas son los niños y que, en ocasiones, los padres convierten en un “suplicio”, se les olvida el protagonista en su afán de organizar la “mega fiesta” y lucir los “mega modelitos” (cortísimos, a veces, en las mamás, que parece que van a lucirse ellas más que sus hijos), y que dejan a un lado la esencia de hacer la comunión, y no hablo solo de lo religioso…En mis años de fotógrafa de iglesias, he visto muchos niños que no se saben el padrenuestro, equivocarse y a los padres reirles la gracia desde los primeros bancos…

Hablo de dejar a los niños disfrutar sin estresarlos, es un día para ellos, no para cubrir expediente con las familias. Las mayores broncas que he visto entre matrimonios, han sido en el altar después de la ceremonia para hacerse las fotos con el niño y las respectivas familias, sin dejarles disfrutar de saludar a quienes realmente quieren; sus primos, amigos. Ellos desean lucir sus vestidos y trajes, comentar los nervios de haber leído en público, la anécdota de haber hecho una ofrenda y tropezarse… y a menudo se les interrumpe con los gritos (sí, gritos en la iglesia) de los padres llamándoles a voces para que posen con la” tía Pepita” o abran el regalo de “Antoñita” que tiene que irse…

Me siento fatal en esos momentos, y es por eso que dejé de hacer fotografías en la iglesia el día de la Comunión, porque no me gusta nada la parafernalia que se monta allí y lo poco que importan ellos, los niños. Hace ya dos años que lo dejé  (tras 4 seguidos haciéndolo) y ahora solo hago los álbumes o sesiones previas o posteriores a la comunión, donde los niños, disfrutan; de sus vestidos, de su momento de sentirse principito o princesa y donde los padres son “normales” y no están poseídos por el momento iglesia. Me encanta llevarlos a la playa o a algún parque y ponerlos a correr, brincar, hacer pompitas de jabón o tirar pétalos de flores unos a otros… enseñarles las fotos en la pantalla de la cámara, así se gustan, se sienten seguros y siguen la sesión con más naturalidad… Si es después del gran día y tienen permiso para “ensuciarse” el traje, los tumbo en el suelo/arena… pasear por la orilla….. ¿qué más da el traje si ya ha pasado el día? No se lo van a poner más…. Y si hay que heredarlo, pasan por la milagrosa tintorería y vuelven a estar como nuevos… Dejaros de agonía con que se ensucien los bajos, los trajes están para aprovecharlos, el día de la comunión para disfrutarlo y no hacer un problema de cada momento de nervios y la vida para vivirla, así que dejemos a los niños disfrutar de su primer gran evento social, sin hacerles ver que son una carga o que son los que menos pintan.

Quien no venga a mis sesiones a disfrutar y piense que puede dirigir mi trabajo a su gusto con poses anticuadas y/o imposibles, o gritando frases del estilo: “Niño que te ensucias”, que se abstenga … El resto, que me busque, estamos abiertos 

Anuncios

Violeta y los gatos

Violeta y los gatos

 

 

 

 

 

 

 

 

Como ya os he contado, soy gran amante de la naturaleza y los animales, en especial de los gatos, ¿queréis saber como comenzó mi amor por estos felinos? Un día de lluvía me encontré debajo de mi caravana un gatito grisáceo, casi azul… era muy pequeñito y estaba cobijándose del frío y el agua, fue un amor a primera vista, pensé, “seguro que el gatito se ha metido aquí por algo”… y decidí llevármelo dentro de la caravana y darle calor y… algo de leche… Pensé en un nombre apropiado… como era azulado, decidí llamarle “Blu” (como azúl en inglés, pero a la española, sin e). Desde entonces es mi fiel amigo, viene conmigo a todos lados y me encanta pintarlo! De ahí nació la colección de los Blucats. Aquí os dejamos uno de ellos… Espero que os gusten.